Archivo de la categoría: Literatura

El Nombre del Viento. Patrick Rothfuss

En 2009 apareció en nuestra librerías, tarde como toda obra traducida, la novela de Patrick Rothfuss “El Nombre del Viento”.Patrick conseguira llegar al nivel de los más grandes autores, como R.R Martin, nos lleva a un mundo de ficción, magia, asesinatos y héroes que sobreviven a duras penas en los peores lugares y en los lugares más valorados.

Nos cuenta la historia de Kvothe, tanto como héroe como villano, rescatador y asesino. La historia se centra totalmente en su figura, es una autobiografía narrada por él mismo.

“He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.”

Continuar leyendo

Anuncios

R.A Salvatore. Historias de Drizzt

Bueno, comenzamos con el mundo super idealizado de Salvatore, esto para mi entender, a mi me encanta y me he comido las dos primeras trilogías de Drizzt en unos días y me gustan, pero aun así seguiré diciendo que son super exageradas e idealizadas, Drizzt puede hacer de todo y como quiera y si le dan no le pasa nada, es el héroe en toda regla, se recupera y sigue, puede caerse, herirse, lo que sea, que no os preocupéis que el no se muere.

Continuar leyendo


El Ejercito Negro

Santiago Garcia Clairac, termino el año pasado la trilogía del Ejercito Negro, después de 3 años escribiendo, en 2009 acabo la trilogía con El Reino de la Oscuridad, tras publicar en 2006 El Ejercito Negro y en 2007 El Reino de la Oscuridad. Santiago nos lleva a un confuso mundo, en el que desordenamos la historia con cambios inesperados y escudriñamos el pasado de Arturo y el presente de su vida. Hay momentos en los que deseas que llegue un capitulo de pasado medieval y otros en los que esperas lo contrario, la tensión no se reparte tanto como debería y, por ejemplo, para mí, el presente en el primer libro tiene poca chicha en comparación al pasado, todo lo contrario que pasa con el segundo libro, en el que estas atento a si pasa algo entre los protagonistas, en cambio, en el último libro, consigue repartir la tensión, y te encuentras a caballo entre la edad media y el presente, cada vez más cercanos el uno del otro.

 

Continuar leyendo